«Nos preocupa la presión comercial y la inquietud laboral».

Apeca Asociación Profesionales Ibercaja

«Nos preocupa la presión comercial y la inquietud laboral».

Ha vivido la Caja desde que nació, en 1963. Su familia estuvo vinculada a la entidad y, tras estudiar la carrera de Derecho, Pedro Royo empezó a trabajar en la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Zaragoza, Aragón y Rioja, ahora IberCaja. En la actualidad, cree que a los empleados de Ibercaja les preocupa la presión comercial y la inquietud laboral.

Tras un año como Ayudante de Ahorro en Ejea de los Caballeros, aprobó unas oposiciones para Oficial 1º estando ya destinado en Santa Isabel y, cuando comenzó la expansión de la Caja, solicitó la subdirección de Tudela (Navarra), entre otras oficinas, donde trabajó durante cinco años. Después volvió a Zaragoza, ciudad en la que continúa desarrollando su actividad profesionales, dedicado especialmente a APECA.

Cuéntenos, para empezar, ¿quién es Pedro Royo?

Intento, y me gustaría, que la gente dijese de mí que soy una persona “maja”. La principal característica de mi forma de ser, es que procuro no hablar nunca mal de los demás e intento  ayudar y respetar a todo el mundo; en una palabra, siempre es mi intención apoyar a los demás y estoy siempre abierto a escuchar los problemas de todos aunque, por desgracia, no siempre podamos solucionarlos.

De pequeño era algo travieso, no me gustaba mucho sentarme a estudiar y mis padres me llevaron interno. En cierto modo, el dejarme interno me llevó a ver la vida de otra forma, a espabilarme.

Me considero una persona trabajadora y paciente… me cuesta enfadarme… y si me equivoco pido perdón y recapacito.

Siempre destaca que APECA es la Asociación de Profesionales de Ibercaja, recalcando dos conceptos: asociación y profesionales. ¿Qué es lo que quieren transmitir?

La Asociación Profesional de Empleados de Cajas de Ahorros nació en Calatayud en agosto de 1977 y fue creada exclusivamente por empleados de la Caja de Ahorros de Zaragoza como contraposición a los sindicatos de clase, que ya existían, pero que, en muchas ocasiones, mantenían posturas intransigentes y poco acordes con las demandas de los profesionales y empleados de las cajas, amparadas en una lucha de clases  obsoleta y en decadencia y que, al ser sindicatos tan grandes, podían anteponer intereses diferentes a los nuestros según la ocasión.

¿Cuáles son los valores de APECA?

La defensa a ultranza de los intereses de todos los empleados de IberCaja, dentro del marco de la justicia,  la libertad y la independencia sindical, siempre bajo la premisa del bien común de los empleados, tanto de los actuales como de los futuros, defendiendo siempre a nuestra entidad. Este es nuestro objetivo.

Nuestros valores, la sinceridad, la independencia,  la honestidad y la búsqueda del bien común  y del interés general de la mayoría.

¿Qué necesitan los trabajadores de Ibercaja? ¿En qué situación se encuentran? ¿Cuáles son sus preocupaciones e inquietud laboral? ¿Y en qué les puede ayudar APECA?

Necesitan que les suban el sueldo, sobre todos a los más jóvenes, y se les garantice una estabilidad laboral, esto es lo que creo es más urgente.

 

Al margen de esta demanda, la gente necesita que se rebaje el nivel de presión comercial y laboral, que se terminen las amenazas y que los jefes sean verdaderamente una ayuda para conseguir los objetivos necesarios para nuestro futuro laboral.

La situación que nosotros detectamos en las conversaciones y visitas a compañeros es que los trabajadores de IberCaja están nerviosos por la presión comercial e intranquilos por su futuro. A los empleados de Ibercaja les preocupa la presión comercial y la inquietud laboral.

Los que son más mayores e incluso algunos más jóvenes, cuando entraban a trabajar a una caja o  un banco, lo hacían por la estabilidad laboral por una remuneración acorde con el trabajo e incluso por prestigio social, los empleados de las cajas estábamos bien vistos socialmente.

Hoy en día, la inestabilidad laboral de la banca es patente, ERE tras ERE, traslados forzosos  y pocos alicientes profesionales. Además, las vacantes se producen en poblaciones pequeñas y distanciadas de las capitales y con problemáticas lingüísticas y sociales, amén de que trabajar en banca está mal visto socialmente y te puede incluso acarrear problemas el defender tu profesión en público.

¿Es lo más urgente?

Nuestra preocupación fundamental, en todos los ámbitos, es el futuro de nuestra Entidad. La futura salida a bolsa y el sostenimiento de la independencia de IberCaja Banco es fundamental y para ello necesitamos que las fundaciones puedan mantener su posición accionarial frente a otras entidades o inversores con ideas peligrosas  y especuladoras.

La ayuda que podemos ofrecer desde nuestra Asociación es la que hemos venido prestando hasta hoy, y desde hace más de cuarenta años, ayudar al crecimiento de IberCaja, a la mejora profesional de sus empleados, y el mejor ejemplo de esta defensa lo sitúo en el lugar en el que hoy nos encontramos, somos una asociación profesional independiente y con futuro.

En el terreno personal e individual, los empleados que deciden afiliarse saben que le ayudaremos y asesoraremos profesionalmente, y que les apoyaremos en sus decisiones, hablando y representándolos si fuese necesario, dando su nombre sólo si fuese aconsejable y autorizado. Nuestra discreción es siempre absoluta.

Los sindicatos necesitamos que los compañeros se involucren, todos y de todas las categorías. Todos correremos la misma suerte, cada uno en su puesto pero, el futuro es el mismo para todos y debemos involucrarnos, no dejar la actividad sindical y de nuestra defensa en manos de unos pocos.

APECA forma parte de FINE. ¿Qué les aporta pertenecer a la organización sindical independiente líder del sector financiero?

FINE nos aporta la tranquilidad de pertenecer a una Federación nacional, formada por más de treinta mil afiliados y que mantiene y defiende nuestros mismos valores e intereses en cada entidad y que te respalda, tanto en el día a día como en el largo plazo, en la defensa de esos valores e intereses comunes y fundamentales para continuar con nuestro trabajo de defensa de los intereses de los trabajadores de iberCaja.

Nos ayudan con el asesoramiento fiscal y laboral, negocian seguros colectivos en mejores condiciones, nos permite trasladarnos entre los asociados problemáticas y soluciones comunes y nos representan en la negociación de los Convenios Colectivos, en una palabra, “nos ayudamos entre nosotros” en pro de nuestros asociados y de todos los empleados de IberCaja.

Entrando de lleno en materia laboral, tras una década de crisis económica, de la que parece que se está empezando a salir, aunque algunas voces avisan de que nos dirigimos a una nueva recesión, ¿cómo están viviendo los empleados de Ibercaja la revolución del sector, con el consiguiente cierre de oficinas y el reciente ERE?

Tras una crisis económica, hay un periodo de bonanza y de nuevo otro periodo de crisis, la economía es una montaña rusa, sube y baja. Lo que conllevan las crisis es lo que pasó con los barcos de madera o con las boinas, que desaparecieron. Ese es el temor generalizado de muchas empresas y de sus empleados, el temor a la desaparición de comercios, compañías de seguros, bancos,… temen que las nuevas tecnologías los sustituyan. Fundamentalmente, a los empleados de Ibercaja les preocupa la presión comercial y la inquietud laboral.

La baja rentabilidad de estos modelos de empresas hace que sus empleados estén temerosos del futuro y esto pasa con IberCaja y sus profesionales.

Ibercaja “suena en las tómbolas” de próximas fusiones. ¿Cómo ve este posible escenario para la entidad? ¿Cree que se producirá finalmente la unión de Ibercaja con alguna otra entidad? De ser así, ¿cómo cree que podría afectar a la plantilla?

Toda fusión acarrea despidos y traslados de sus empleados, debido sobre todo a la duplicidad de oficinas y de sus servicios centrales.

Desde APECA apostamos por continuar independientes y es por esta independencia por la que también apuestan la Dirección y el Consejo de Administración y que nuestro Presidente nos traslada a todos siempre que es entrevistado.

También sabemos del interés de varias entidades por hacerse con IberCaja porque somos un banco muy apetecible, con una muy buena implantación en nuestros territorios naturales y una expansión fuerte y continuada, todo ello gracias al esfuerzo de sus empleados. Entre otras cosas importantes, somos dueños de nuestro grupo financiero, uno de los más importantes y premiados de España.

Si tuviésemos que elegir una entidad para fusionarnos, porque nos obligasen las circunstancias y las leyes, propondríamos fuese con una entidad sin implantación en nuestro país ya que evitaría en gran manera los cierres de oficinas, de servicios centrales y aportaría tranquilidad a la plantilla.

¿Y la salida a Bolsa de Ibercaja? ¿Cómo la valora?

Realmente desconocemos la conveniencia de esta obligación pero debemos obedecer las leyes y estas así nos lo indican y además nos dan un plazo, algo que no ocurre con alguna otra entidad más protegida por su Comunidad Autónoma y también más politizada. Creemos que no es el mejor momento para deshacerse de acciones del banco por su menor valoración de mercado, pero es lo que hay en este momento. Consideramos que se podría posponer un tiempo esta operación de salida a bolsa.

De todas formas, el precio de salida a bolsa es una preocupación de quien vende las acciones, o sea, de la Fundación Ibercaja, a nosotros lo que nos preocupa es quién entra en el accionariado y la estabilidad futura del mismo; ambos aspectos están estrechamente relacionados con la estabilidad del empleo y el futuro del banco.

En estos momentos, están trabajando en el Plan de Igualdad. ¿Qué propuestas defiende APECA para conseguir la igualdad entre hombres y mujeres? ¿Hay desigualdad en este sector? ¿En qué sentido?

En nuestra entidad cobra igual un hombre que una mujer, en la misma situación, pero sí que existe una brecha debido a las dificultades de ascensos que producen tanto la maternidad como la conciliación familiar en la mujer.

Tenemos que evolucionar y conseguir en las relaciones laborales la “igualdad real” entre mujeres y hombres.

Desde APECA proponemos:

  • Flexibilizar horarios y facilitar el trabajo desde el hogar, con todo lo que esto tecnológicamente conlleva, hasta que el hijo o la hija alcancen la edad escolar.
  • No convocar reuniones presenciales en  horarios consensuados de conciliación.
  • Restaurar la jornada normal de convenio a petición de la solicitante, sin demorarse en el tiempo.
  • Y que nunca tengas que renunciar a tu promoción por reducir la jornada laboral.

¿Cómo ve el futuro laboral del sector?

Regular. No conozco a nadie que pueda saber o predecir lo que va a ocurrir de aquí a cinco o diez años en la banca, pero no solo en nuestro sector, también en el comercio o en el sector de los seguros por poner unos ejemplos. La tecnología crea nuevas plataformas diariamente y su evolución es rapidísima. Las regulaciones de estas nuevas plataformas serán fundamentales para que se asegure nuestra supervivencia tal como actualmente conocemos a las entidades bancarias.

¿Y el de APECA? Con 42 años de historia, a APECA le queda mucha vida por delante…

Nuestro futuro es el futuro de IberCaja y de sus empleados. Van paralelos, mientras haya empleados en IberCaja y haya que defender su futuro tendrá sentido nuestra existencia, en el momento que esto cambie o dejen de existir los empleados y profesionales de IberCaja, nos iremos con ellos.

Nuestra única razón de ser como Asociación es la defensa de los Profesionales de IberCaja.  

 

Compartir en:

No hay comentarios

Lo sentimos, no se admiten comentarios en este momento

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies